La Presidencia no pertenece a una sóla persona

8 May

El “Ala Oeste de la Casa Blanca” es una serie de televisión estadounidense que comenzó a emitirse a finales del pasado siglo. Está formada por siete temporadas emitidas entre los años 1999 y 2006. Su nombre original es “The West Wing” y es creada por Aaron Sorkin.

El personaje principal de la serie es el Presidente demócrata de América, Josiah Barlet, quién lidera una de las naciones más poderosas del mundo con la devoción y la convicción de creer fervientemente en que lo que hace es lo mejor para su país. En un principio, el protagonista iba a ser el ayudante del director de comunicaciones, Sam Seaborn, quién por su atractivo físico, por su interesante posición laboral y su vida personal, llamaba la atención. El personaje del Presidente iba a ser secundario, sin embargo, la manera que tenía el actor de desenvolverse ante las distintas situaciones, hizo que los papeles cambiaran de importancia, dejando finalmente al Presidente como personaje principal, alrededor del cual se desenvuelve toda la vida de Casa Blanca.

El primer capítulo muestra las dificultades que conlleva llevar la Presidencia. La serie se desarrolla principalmente en los pasillos, despachos, salas y alrededores de la Casa Blanca. Los lugares más destacados son el Despacho Oval y los despachos de los principales miembros del equipo del presidente. En todo momento, se muestra los entresijos del difícil trabajo que allí tiene lugar y los problemas diarios a los que se han de enfrentar sus miembros.  Aquí se demuestra que la Presidencia no pertenece a una sola persona. La Presidencia es todo el equipo que hace posible que se produzca una buena imagen del Presidente. La Presidencia la forman todos aquellos que colaboran en la Casa Blanca. Por eso, si alguno de los trabajadores del Presidente tiene una mala imagen, esto puede afectar a la dignidad del Presidente, por lo que también a su imagen.

Esta serie se centra en el trabajo que realiza el gabinete de prensa en el trabajo diario del gobierno federal. El Presidente, la Primera Dama, y los principales miembros del equipo del Presidente y consejeros forman el núcleo de este gabinete. Todos y cada uno de sus componentes, tienen una labor y la desarrollan con la máxima eficacia. Cualquier fallo puede llevar al Presidente a una mala postura. Hacen lo imposible porque eso no suceda. Cada uno, junto a sus correspondientes ayudantes, preparan todo lo necesario para cualquier acto del Presidente. Todo está estudiado. Todo está trabajado. Cada gesto, movimiento, declaración, discurso, acto, presencia, postura, entre otros, del Presidente y, por su puesto, de la Primera Dama, son perfectamente estudiados y preparados por los miembros del gabinete. Ellos son los que crean al Presidente y todo lo que tenga que ver con él. En contadas ocasiones el Presidente dice lo que quiere sin tener unas pautas y sin un papel que le diga lo que ha de hacer y decir. Todo son estrategias que el gabinete crea para el correcto funcionamiento de la Presidencia.

En rasgos generales, el continuo movimiento de los personajes y, por lo tanto, de la cámara, hacen que se muestre de mejor forma el estrés que conlleva este trabajo y la importancia de la responsabilidad, dedicación, seriedad, puntualidad y concentración de los miembros de la Casa Blanca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: