EL ALA OESTE DE LA CASA BLANCA

19 Mar

EL ALA OESTE DE LA CASA BLANCA: Capítulo 1, piloto.

TEN CUIDADO CON LO QUE HACES, DETRÁS DE TI HAY MIL OJOS OBSERVANDO.

Esta frase que dice Sam Seaborn,ayudante del Director de Comunicaciones de la Casa Blanca, resume gran parte de lo que acontece en el primer capítulo de la serie:

 “según el Times mucha gente piensa que a la Casa Blanca le falta rumbo, circula un video del Presidente pegándosela contra un árbol, en este momento los guardacostas pescan cubanos en el Atlántico mientra el Gobernador de Florida pide un bloqueo, un  amigo mío está a punto de ser despedido por salir  en televisión hablando sin rodeos, y anoche me acosté con una prostituta sin querer”.

Estas palabras no resumen sólo lo que ocurre en el primer capítulo, si no que nos ponen en situación de lo que quiere mostrar la serie. Explican los entresijos de la comunicación de la Casa Blanca, el cuidado que hay que llevar con lo que uno hace en su vida personal, y sobretodo, el estrés que supone tener que conformar a todo el mundo para no buscarte el mínimo enemigo.

Un ejemplo muy claro de este cuidado extremo con lo que se dice es el caso del compañero del que Seaborn habla, ese amigo que está apunto de ser despedido.

Se trata de Josh Lyman, quien ha hecho una serie de declaraciones que se pueden entender como anticatólicas, por decirlo de alguna manera. Esto supone que se interprete, por un lado que Lyman hable en nombre del Presidente y por otro, que la Casa Blanca se encuentre con un enemigo muy poderoso, la iglesia.

Hay que tener mucho cuidado con las declaraciones, que con intención o no, pueden ser utilizadas en nuestra contra.

En este primer capítulo podemos observar el papel de los periodistas, donde se nos muestran como personajes interesados y ruines, hienas con hambre de escándalos, que utilizarán incluso un pequeño accidente en bici para hacer sangre.

En cuanto a los profesionales de la información o comunicación, que trabajan para la Casa Blanca, se nos da una imagen muy diferente. Estos viven al servicio del Presidente, son personas con total dedicación a su trabajo y que casi carecen  tanto de vida social como personal. Todos ellos están perfectamente sincronizados, para lograr su principal objetivo: hacer reluciente la imagen del Presidente.

En este primer contacto con la serie, podemos destacar que el Presidente aparece casi el final, como si de un “salvador” se tratara para poner los puntos sobre la ies y defender a su equipo de comunicación, frente a los representantes de las organizaciones cristianas, que tanto revuelo han armado por las declaraciones de Lyman.

Con todo esto podemos concluir, que en cuanto a la política se refiere, hay que tener auténticos píes de plomo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: