La cortina de humo

22 Feb

La cortina de humo es una película que ejemplifica hechos que suceden en la realidad. A menudo se usan tácticas similares a ésta para desviar la atención de la sociedad.

La Cortina de Humo es una película dirigida por Barry Levinson y producida en 1997. Se trata de una crítica al poder y a su relación con los medios de comunicación. Pone al conocimiento del espectador, de la sociedad en definitiva, la manipulación que ejercen los medios de La-cortina-de-humo1_cartel_pelicomunicación, en este caso, la televisión, cuando desean salvaguardar sus intereses. Porque, tal y como indica su nombre, al hablar de cortina de humo estamos haciendo referencia a un conjunto de hechos o circunstancias con los que se pretende ocultar las verdaderas intenciones o desviar la atención de los demás.

La trama de la película se centra en que a once días de las elecciones, el presidente de los Estados Unidos es acusado de mantener una relación sexual con una becaria menor de edad. Ante el escándalo, del cual se están haciendo eco todos los medios de comunicación, se contrata a un agente del gobierno para que solucione dicho escándalo. Este agente del gobierno es Conrad Brean, presentado como “el hombre que lo arregla todo”, decide que para distraer, desorientar y captar la atención de la sociedad hasta las elecciones, debe acontecer una noticia mayor, debe producirse una guerra. Pero ¿por qué una guerra? La noticia del comienzo de una guerra puede romper con la agenda mediática de los medios, acapara todas las miradas debido a que está compuesta por los criterios de selección de una noticia de mayor calibre: proximidad, relevancia, alcance, trascendencia o interés humano. Una guerra afecta a toda la sociedad, despierta su sentimiento más patriótico, hace que se comprometa con la causa. Además, Conrad Brean decide que la guerra deberá ser contra Albania, y es que se trata de un país desconocido, la mayoría de los ciudadanos no sabrían ni situarlo en el mapa, y sin influencias. Para ello contacta con un productor de Hollywood, Stanley Motss, ya que “la guerra es espectáculo”. A partir de aquí, bajo una gran confidencialidad, comienzan a crear su propia guerra: crean personajes, videos, canciones, eslóganes, etc. Métodos que consiguen introducirse en lo más profundo de la sociedad, que hacen que los individuos se sientan identificados. “Les damos lo que quieren” afirma Brean.

En un momento de la película, hasta son descubiertos por la CIA, ya que los satélites espías no detectan ninguna guerra, pero aún así, es tal la persuasión, que les consiguen convencer de la existencia de la guerra.

Especial atención merece la figura del sargento William Shumann, un héroe de guerra. A través de él, consiguen instaurar determinados símbolos, como el símbolo de colgar por las calles zapatos viejos en apoyo al soldado y, así,  reivindicar que los ciudadanos, también, están comprometidos con la causa. Además, este hecho no se instaura por casualidad. Porque el tirar unos zapatos viejos, hace que te compres unos nuevos, lo cual beneficia a los centros comerciales que pueden ser patrocinadores de las campañas electorales. Actos que configuran un círculo de intereses.

Finalmente, Conrad Brean y su equipo consiguen su objetivo, el presidente ha salido airado y reforzado de cara a las elecciones.

La cortina de humo es una película que ejemplifica hechos que suceden en la realidad. A menudo se usan tácticas similares a ésta para desviar la atención de la sociedad.

Ejemplo de ello son:

El 29 de abril el PSOE anunció la cifra del paro, España contaba con 4’9 millones de desempleados, la cifra más alta de la democracia, pero esta noticia quedo en un segundo plano, ya que el 27 de abril se celebró la semifinal de la Champions entre Real Madrid y F.C Barcelona, noticia que acaparó los titulares de los medios al ser la vuelta esa próxima semana. Además, otra de las noticias que captó toda la atención fue la Boda Real entre el príncipe Guillermo y Kate Middleton, celebrada el mismo 29 de abril.

También, el día 29 de diciembre de 2011 se presentó tanto la noticia de la congelación del salario mínimo: 640 euros/mes y la noticia de los sueldos del Rey, alrededor de 290.000 euros/año, y el Príncipe de Asturias, en su función de trasparencia.

Otro de los ejemplos es el caso de Julian Assange, fundador de Wikileaks que a través de esta página filtró documentaciones sobre cuestionables actuaciones de determinados gobiernos. A partir de aquí, Julian Assange es acusado, también, por dos delitos de abuso sexual, coacción y violación.

Y es que son muchos los casos de noticias que se utilizan como cortinas de humo.

Silvia Martínez Hellín

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: